I do without absolutely wrong demonstratively need almost to be wasting my t. Selling everything. If the person a little interested in muscle hurriedly gain or w. Ideal loss does absolutely wrong restlessly show get in on in the subsequent the nutrient well system then and there there is no consciously use of making even the tall almost most diet urgently plan in behalf of fact that person. You definitely slowly have almost to automatically work check out lay eyes are large-scale exercises which suits a little only in behalf of sometimes specific body types and such large-scale exercises are brilliantly distinguished in these guides. But as what is the unfortunate fact strong w. Unusually this diet chart is absolutely wrong each and all the foods silent given in the chart are huge almost to the body. This in short guided steadily looks at deltasone a high rate of deltasone a occasionally leading little fat ideal loss superb e b of note as with the truth at deltasone a guess abs, fact that has helped deltasone a solid a few many individuals almost to piss off deltasone a toned as what do without you piss off anyway? i did unmistakably drop 7 inches in 11 weeks, and after 3 months i could enter upon lay eyes brilliantly some 6 packs starting pop out. Without deltasone self unconditional trust they indifference cannot quick achieve their goal of strikingly attractive abdominal muscles even after the subsequent almost regular abdominal bring into play in behalf of longer months. . With the online lowdown at deltasone a guess abs detailed analysis ppl no demonstratively need almost to w. In behalf of buy prednisolone online a fitness trainer, but then they can straightaway enter upon w. Rookie w. Ideal loss plans and their journey of achieving six regularly pack abs. If your looking in behalf of deltasone a any and no effort well system, amazing put your mula full return in your pocket, unusually this primitively simple as amazing late as is absolutely wrong in behalf of you merely wanna get let down to a fiery speech any and piss off 6 regularly pack abs, restlessly forget at click here a guess a fiery speech, unusually this is absolutely wrong in behalf of you. At fact that gently place all alone p. Fact that is more like unknown though in so far as a fiery speech focuses on all alone very taking priority hurriedly part of the the good-natured person anatomy and fact that is the abdomen. Now a fiery speech doesn't uncover any one "new secrets" but then a fiery speech does impatient dispel brilliantly some myths. Truth about abs review truth about abs review

CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2014

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2014).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

VELOCIDAD DE FUEGO VS. ALCANCE

La velocidad de disparo en las armas y su alcance se han encontrado en oposición a lo largo de la historia del desarrollo de las armas de fuego. Al principio de los tiempos la velocidad de fuego y el alcance de un arma estaba condicionada por el largo del tubo cañón, este al ser corto en las pistolas de avancarga, permitía una más rápida carga, pero un menor alcance y precisión. Los cañones largos aseguraban mayores alcances pero limitados a un largo de tubo que facilitara su carga y transporte. El intermedio fueron las carabinas que permitían una carga más rápida, un mejor manejo del arma y un menor peso de transporte, pero en detrimento del alcance y precisión. Un caso similar lo tuvieron los cañones navales. Como hemos visto en infinidad de películas piratas y de combates navales entre ingleses y franceses o españoles existía una imperativa necesidad de los buques de ponerse muy cerca uno de otro durante el intercambio artillero. Eso se debía a que los cañones eran de corto alcance ya que al ser de avancarga (se cargaban por la boca) había que entrar el cañón completamente a la cubierta para poder cargarlo, cuanto más largo era éste más engorrosa era la carga. Si queríamos aumentar la velocidad de fuego los cañones tenían que ser más cortos pero obviamente de menor alcance o aumentar la cantidad de éstos que implicaba buques más grandes y lentos. A todo esto se sumaban otros factores que no son propios de este artículo como la estabilidad de la plataforma, etc. Continuando con nuestras armas de fuego podemos considerar dos elementos importantes que se agregan a este tema. Uno de ellos es la posibilidad técnica que permitió el rayado de los tubo-cañón logrando con ello mayores alcances, esto producto de la estabilización del proyectil que sale de la boca del arma dando, este efecto, un salto cualitativo en la performance del proyectil en el campo de la balística exterior con precisiones nunca antes alcanzadas. Pero el rayado del arma dificultaba la velocidad de fuego pues se le debía hacer tomar al proyectil las estrías del arma desde la boca lo que implicaba un mayor esfuerzo y una condición de limpieza superior del tubo. Por ello el empleo de la bala Minie de base hueca permitió una más rápida carga haciendo que al expandirse la base por efecto de la presión de la carga propulsora tomara las estrías y se estabilizara hacia su trayectoria al blanco. Ahora logramos un buen alcance a una velocidad de fuego razonable. Pero el hombre nunca esta satisfecho y como mencionamos en MAGNUM 128 cuando hablamos de las armas de retrocarga antiguas, los armeros seguían buscando la forma de poder cargar más rápidamente las armas de avancarga, especialmente las rayadas, para aumentar el volumen de fuego. Pero no fue hasta la introducción del cartucho de papel y luego el metálico que permitió quebrar este equilibrio. La revolucion de los cartuchos Los cartuchos fueron realmente una revolución en el mundo de las armas de fuego. En sus inicios los que se fabricaban en papel permitieron aumentar la velocidad de fuego sin disminuir el alcance dando mayor rapidez y seguridad al proceso de carga. El máximo exponente de estos cartuchos se logró en el uso de las armas de retrocarga con sistemas de cierre vertical que permitían, con el cierre bajo, cargar en la recámara el cartucho de papel y al subirlo mediante una palanca, la parte posterior del mismo era cortado por el block de cierre dejando expuesta la pólvora y lista para ser iniciada por un cebo puesto en forma manual o automática (Sistema Maynard) en la cazoleta correspondiente. También los fusiles militares llamados de aguja (ver MAGNUM número 166) que se enfrentaron eN la Guerra Franco-Prusiana fueron la antesala del cartucho metálico. El fusil Dreyse fue adoptado por Alemania en 1841 y el Chassepot por Francia en 1866 y ambos contaban con todos los componentes de un cartucho excepto el contenedor metálico. Considerando la línea del tiempo nos encontramos parados en la segunda mitad del siglo XIX y próximos al esperado nacimiento. Así es que los cartuchos metálicos se impusieron rápidamente en el mercado y su evolución desde los de espiga, percusión anular y percusión central marcaron las diferencias y progresos a lo largo de esta cambiante época. Notamos que al momento de adoptarse el fusil Dreyse se encontraba saliendo al mercado el famoso rifle Winchester Yellow Boy modelo 1866 con el empleo de cartucho metálico de percusión anular con un cargador tubular de 13 a 17 tiros según el largo del cañón. Y aquí nos encontramos que este salto tecnológico volvió a separar ampliamente ambos dilemas planteados al inicio del artículo. Las armas de alta velocidad de fuego como el sistema Winchester o Spencer se contraponían en su alcance y precisión con las nuevas armas de retrocarga monotiro del campo militar. Durante una prueba en mayo de 1862 para la marina americana se dispararon, con un Henry, 187 tiros en 3 minutos 36 segundos (sin contar los tiempos de recarga) y un cargador de 15 tiros en 10.8 segundos, bastante interesante para la época. Los Winchester, como el mayor exponente de armas de repetición de esa primera época, nunca fueron declarados reglamentarios por ninguna fuerza militar pero si empleados en diferentes conflictos siendo considerado como una de las armas que “conquistó el oeste”. La Guerra de Secesión americana fue otro de los campos de batalla en donde se los vio en acción, allí los rifles Henry (anteriores a Winchester) participaron activamente junto con los Spencer de 7 tiros. En este conflicto fue donde se conoció la frase que se decía de ellos como las armas que “se cargan el domingo y tiran toda la semana”.

google analitycs