CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

LOS PRIMITIVOS FRANCOTIRADORES

Avisado de que los disparos provenían de una lejana colina, el General John Sedgwick reprende a los temerosos artilleros “no temaís a esta distancia no podrían darle a un elefante”, estas fueron sus últimas palabras antes de caer muerto por un sharpshooter confederado. TIRADOR CERTERO O SHARPSHOOTER El General de División del Ejército de la Unión, John Sedgwick no oyó el estampido del fusil Whitworth, que atravesaba el valle de Spotsylvania Virginia, un certero y eficaz disparo atravesó el pecho del General a la asombrosa distancia de 450 yardas (400 m). Un Sargento sureño del cual instantes antes Segdwick, se había burlado de su puntería lo mata. Este tirador, pertenecía a las filas Confederadas de Sharpshooters, nombre que se le daba a estos especialistas. La palabra inglesa “Sharpshooter” significa en castellano, textualmente “Tirador Certero”. Sin embargo el significado que le dan muchos textos en idioma inglés es en franca referencia a los fusiles “Sharps” que era el arma más usada por este tipo de expertos. La Guerra de Secesión, no fue la primera contienda americana en la que se usaron este tipo de tiradores, pero si fue la que dio el puntapié inicial, dado que en este conflicto el uso de los mismos fue masivo. Los cazadores americanos, con sus rifles Kentucky de gran longitud, era reclutados como francotiradores por su experiencia y precisión en el tiro. Durante la revolución americana y la guerra de 1812, e incontables luchas de frontera contra indios, fueron empleados estos tiradores, que no eran otra cosa que cazadores, que conocían a sus rifles más que a sus propias mujeres. En estas guerras y en especial en la Revolución Americana, hubo este tipo de cazadores, pero esta vez también del otro bando, eran los tiradores Hessianos, que utilizaron fusiles “Jaeger” y dieron espectaculares lecciones de maestría a los revolucionarios, al dejar amplios claros en las filas de la naciente Unión. De todas formas, la Guerra Civil fue la madre de todos los tiradores de elite o mejor dicho de su empleo, no solo por la cantidad, sino también porque en ésta se emplearon las primeras miras telescópicas, que facilitaban el tiro, pero también esta guerra dio lugar, por propuestas oficiales, a la creación de unidades de Sharpshooters dentro de las filas de ambos bandos. El uso extendido de Sharpshooters durante la Guerra entre los estados del Norte y del Sur, se dio tanto por accidente como por “diseño”, porque esta fue la primera guerra moderna, la primera contienda en la que los fusiles o rifles -como le llaman los americanos- constituyeron el armamento principal para la infantería. Las antes mencionadas Guerras Americanas, habían combatido a la manera tradicional, asaltos frontales sobre líneas de defensores, disparando mosquetes sin estrías en sus cañones. Esta táctica funcionaba porque la distancia que los defensores podían matar a sus atacantes era muy corta. En el momento que los atacantes estaban a tiro y el momento en que efectivamente llegaban a las líneas enemigas, cada defensor podía efectuar solo uno o dos disparos. El advenimiento del fusil o rifle estriado, cambió todo aquello. Una vez que los defensores estuvieron armados con este tipo de rifles, la distancia a la que podían comenzar a acertar en sus atacantes se incrementó unas cinco veces, con lo que los combates frontales, resultaban a toda vista como suicidas. Esta utilización de rifles, combinada con la creciente confianza de ambos bandos puesta en las fortificaciones elaboradas, que hacían los defensores aun muchos más invulnerables ante el enemigo que atacaba en la forma descripta, llevó naturalmente, a largos períodos de guerras de trincheras. En este contexto, un Sharpshooter disparando un fusil de precisión y largo alcance, podía producir un gran número de víctimas, Por lo que, para la creación de estos cuadros, los sureños pensaron en los famosos cazadores de ardillas del Sur y los norteños en los tiradores de competición o cazadores de ciervos, hombres que podían aprovechar esas condiciones de tiro, eran fáciles de encontrar y en abundancia. PRIMERAS COMPAÑIAS DE TIRADORES Poco después del estallido de las hostilidades entre el Norte y el Sur, en aquella fatídica primavera de 1861, se vislumbró por la parte norteña, que hombre por hombre, los Confederados eran muy superiores, según lo contado por William Ripley en “Fusileros de Vermont” (Título Original “Vermont Riflemen”. Pero era evidente que en el Norte, había también una cantidad considerable de personas que habían hecho cursos de tiro, pero el tema era cómo trasladarlos al frente. Un tirador amateur de Nueva York, Hiram Berdan, fue el primero en proponer en 1861, la organización de compañías de Sharpshooters especializados y extrictamente seleccionados, La propuesta, demás está decir, fue aceptada e Hiram Berdan de inmediato empezó a formar compañías, reuniendo a los mejores tiradores del Norte. Los requisitos para integrar las filas de los “Sharpshooters” eran muy duros, ningún hombre que no pudiera colocar diez tiros consecutivos, dentro de una figura de diez pulgadas (25,4 cm) a una distancia de 200 yardas (182 m) y desde la posición que el eligiera, no calificaba. De este modo se formaron dos regimientos completos de Sharpshooters, uno demás está decirlo comandado por Hiram Berdan y el otro por el Coronel Henry A. V. Post, también de Nueva York. Estos tiradores se diferenciaban de los clásicos “Azules” por llevar uniforme verde, quizás la razón era la misma que la actual, mimetizar al tirador con el medio ambiente en el que se efectuaban las batallas o simple casualidad para diferenciaIos de otros cuadros norteños. Estos regimientos estaban formados por una mezcla variada de tiradores, desde cazadores de Nueva Inglaterra, hasta tiradores del Medio Oeste. Todos tenían algo en común, donde ponían el ojo, ponía la bala.

google analitycs